La escultura de Aníbal Merlo

J. A. L., Revista Formas Plásticas, 1992

La escultura ha sido la punta de la vanguardia del arte contemporáneo a partir de la segunda mitad del siglo xx, hasta el punto de volver a redefinirla. Frente a la cacareada, aunque nunca confirmada, muerte de la pintura, la escultura ha sido capaz de planteamientos más radicales, de técnicas más audaces y de sugerencias conceptuales más poderosas. Lástima que el coleccionismo español todavía siga siendo bastante remiso y contenido a la hora de adquirir escultura, pero también los tiempos y las sensibilidades en este campo están modificándose. Aníbal Merlo ha expuesto recientemente en la galería Emilio Navarro de Madrid. Sus esculturas de una aparente simplicidad, reflejaban una bella tensión entre el “minimal” y el primitivismo.

Merlo sabe extraer una fuerte expresividad a la madera natural o escasamente pintada. Su evocación poética lleva al totem fálico o referencias rústicas de hermoso sabor primigenio.