Alrededor de ICNOS

Juan Vazquez de Castro, Introducción carpeta serigrafías Arte y Naturaleza

Pintura, escultura, fotografía son los medios plásticos de Anibal Merlo. Pero independientemente del registro técnico, su obra pertenece a una misma poética, a un mismo continuo, en el que imaginación y materia se entrelazan. La materia tiene para Anibal Merlo una existencia arcana, como si a cada instante estuviera ofreciendo, y al mismo tiempo velando, las claves de un mensaje secreto, trascendental, metafísico. La obra de Anibal Merlo es un íntimo y cálido diálogo con esa materia trascendida que él percibe como inteligencia creadora y hacedora de sus propias formas y su propios signos. El artista así se convierte en médium e interprete. Es por eso por lo que Merlo, en sus habituales caminatas y paseos, rastrea con su mirada vestigios, señales, huellas recónditas en diferentes fragmentos naturales, artefactos abandonados o construcciones precarias que luego transforma en escenarios en los que es posible fabular acerca de la memoria y el tiempo.

En esta serie de serigrafías titulada ICNOS, el artista nos sitúa de nuevo ante la fascinación del objeto o la forma encontrada, eligiendo como motivo de ensoñación determinados restos fósiles de orthoceras petrificadas hace millones de años. El fósil es una auténtica ruina natural, la manifestación evidente de la vida orgánica convertida por el tiempo en materia inerte y devenida así en signo e imagen. Esta fusión paradójica de lo vivo-muerto en la materia como tiempo petrificado, es lo que hace que estas imágenes, evocadoras de paisajes estelares, memoria de la creación primordial o visión de un futuro indeterminado, consigan encender en nosotros la chispa de la emoción poética y el sentimiento de lo maravilloso.

Para la realización de estas imágenes, Anibal Merlo hizo una serie de fotografías de pequeños detalles de los fósiles. Procedió posteriormente a su tratamiento digital dando lugar a una interpretación creativa de las mismas. Posteriormente ese trabajo digital se reinterpretó a través de la técnica serigráfica por el Taller Bernal Serigrafía Artística (Madrid), utilizándose cinco pantallas tramadas para obtener todos los matices del negro y los grises intermedios.

El artista ha incluido, a modo de comentario evocador y poético, una selección de fragmentos de la obra El fin de la infancia de Arthur C. Clarke, uno de los grandes clásicos de la ciencia ficción.

Juan Vázquez de Castro